Entradas

La vigilancia asistida como asistencia y atención a los mayores

La asistencia y atención a los mayores desde otro punto de vista tecnológico

Es un hecho que, desde hace algunos años, se viene detectando en España, ciertos problemas en cuanto a la atención geriátrica. Cada vez son menos los geriátricos públicos para atender a nuestros mayores y, el hecho de que cada vez sean más longevos, aumenta estas dificultades.
atencia asitencia tecnologica a mayoresMuchas personas mayores no quieren acabar en una residencia pues, a pesar de lo que se dice, es cierto que por la precariedad de las instalaciones, la atención y que están abarrotadas, son un lugar en el que muy pocos acaban siendo felices. Por ello, cada vez son más los mayores que deciden quedarse en casa, recibir asistencia a domicilio especializada para mayores y así no abandonar su hogar y resistir manteniendo su autonomía y autocontrol.
Esto, aunque parece un beneficio, es más bien una hazaña para los hijos y nietos que deben hacerse cargo de las personas mayores pues están sometidas a cambios corporales, que muy pocos, quieren realmente asumir.

La vigilancia asistida

Si bien es cierto que existe un programa público de asistencia a mayores de 65 años, según la Sociedad de Geriatría y Gerontología –SEGG-, las subvenciones y ayudas para conseguir el pago de un asistente a personas mayores ha bajado. Esto supone que, muchas personas que necesitan asistencia, acaben en sus casas sin la supervisión de nadie que pueda ayudarlos en el caso de que sucediese algo.
Esto conlleva a que, en las familias, un miembro deba dejar sus quehaceres para poder atender a su familiar, lo que supone un problema ya que los ingresos de la familia descienden por lo que la calidad de la atención a la persona mayor es disfuncional, como bien asegura la SEGG.

El proyecto BREATH

A pesar de lo que muchos puedan pensar, la iniciativa de una vigilancia asistida para las personas de la tercera edad supone un adelanto. Por razones lógicas, instalar cámaras de vigilancia y detectores de movimiento en los hogares de personas mayores, contribuye a su cuidado y bienestar.
Esta idea, la cual se encuentra desarrollando Iniciativa Social Integral y Tecnología para la Salud y el Bienestar, está obteniendo unos buenos resultados así como el apoyo del Gobierno y de la UE.
Esta iniciativa, que ya está en marcha en ciertos hogares de la Comunidad Valenciana, revela con satisfacción que es un método eficaz para evitar el sufrimiento de las personas mayores y la de sus familiares. La vigilancia asistida mediante cámaras y sensores, permite tanto a los servicios de emergencia como a familiares, estar atentos a lo que sucede en los hogares de las personas mayores asegurando su salud y su bienestar en caso de necesitar ayuda.
De esta forma, con los medios y las necesidades propuestas por estas dos empresas, se pretende lograr dos objetivos básicos:
Mejorar la calidad de vida de las personas mayores, proporcionándoles tranquilidad y bienestar.
Ofrecer a las familias y a los cuidadores herramientas y formas mucho más accesibles para comunicarse con las personas mayores y, además, conseguir mejorar el tiempo de respuesta de estos.

Según declaran las familias, el hecho de estar dentro del proyecto ayuda mucho a su tranquilidad y al bienestar de los mayores, los cuales quieren mantener su autonomía pero sin sentirse desprotegidos. De esta forma, el proyecto Breath, el cual apoya e impulsa la vigilancia asistida a los mayores, propone una serie de soluciones que, aunque se antojen imposibles, se están convirtiendo en una realidad gracias a la vigilancia asistida.
Así lo confirman los testimonios de los usuarios de la segunda fase experimental del proyecto, el cual ha tenido una gran aceptación no solo por mayores, familiares y cuidadores, sino también por la prensa.

Presencia del proyecto Breathe e Iniciativa Social Integral en medios de comunicación Valencianos

Noticia sobre Iniciativa Social Integral participante en el Proyecto Breathe en lasProvincias.es

  • http://www.lasprovincias.es/valencia-ciudad/201511/13/sensores-camaras-para-controlar-20151113181116.html

Cuento sobre el amor verdadero

Cuento sobre el amor verdadero “ERASÉ UNA MAÑANA AGITADA”. Era una mañana agitada, eran las 8:30, cuando un señor mayor de unos 80 años, llegó al hospital para que le sacaran los puntos de su pulgar. El señor dijo que estaba apurado y que tenía una cita a las 9:00 am. .

servicio ayuda domicilio

nuestro servicio de ayuda a domicilio

Comprobé sus señales vitales y le pedí que tomara asiento, sabiendo que quizás pasaría más de una hora antes de que alguien pudiera atenderlo. Lo vi mirando su reloj y decidí, que ya que no estaba ocupado con otro paciente, podría examinar su herida. Durante el examen, comprobé que estaba curado, entonces le pedí a uno de los doctores, algunos elementos para quitarle las suturas y curar su herida.

Mientras le realizaba las curaciones, le pregunté si tenía una cita con otro médico esa mañana, ya que lo veía tan apurado.

El señor me dijo que no, que necesitaba ir al geriátrico para desayunar con su esposa. Le pregunté sobre la salud de ella.

El me respondió que ella hacía tiempo que estaba allí ya que padecía de Alzheimer.

Le pregunté si ella se enfadaría si llegaba un poco tarde.

Me respondió que hacía tiempo que ella no sabía quién era él, que hacía cinco años que ella no podía ya reconocerlo.

Y entonces le pregunté, “Y usted sigue yendo cada mañana, aun cuando ella no sabe quién es usted?”. El sonrió y me acarició la mano y me dijo: “Ella no sabe quién soy, pero yo aún se quien es ella.”

Se me erizó la piel, y tuve que contener las lágrimas mientras él se iba, y pensé, “Ese es el tipo de Amor que quiero en mi Vida”. El Amor Verdadero no es físico, ni romántico.

El Amor Verdadero es la aceptación de todo lo que es, ha sido, será y no será. “La vida no se trata de cómo sobrevivir a una tempestad, sino cómo bailar bajo la lluvia”.

La ética en el cuidado de las personas dependientes

Queremos hacer hincapié en la ética en el cuidado de las personas dependientes, las empresas de servicio de ayuda a domicilio nos adentramos en la vida personal de aquellos individuos que de un modo u otro se sienten incapacitados para realizar su actividad diaria, nuestro objetivo es aliviar las tensiones, ofrecer un acompañamiento a los más necesitados de compañía y ayuda, y sobre todo una guía para superar el sufrimiento propio y de sus familiares.

cuidado personas dependientes

nuestro servicio de cuidado a personas dependientes

Los auxiliares de ayuda a domicilio, como componentes de una red empresarial y como seres humanos, deben de regirse por las normas más básicas como son el respeto y la ética profesional, conjunto de principios y normas morales para el desarrollo de su trabajo:

  • Respeto a los usuarios del servicio. Adaptando su calidad del servicio a la propia forma de intervención, a las costumbres de los usuarios y a la forma de hacer de los familiares.
  • Deben ser discretos. Guardar el secreto profesional. Evitar comentarios dentro y fuera del servicio, manteniendo actitudes imparciales.
  • – Intentar conseguir la autonomía de los usuarios. Que los usuarios sean independientes, fomentando la autonomía, compartir tareas no imponiendo sus propios valores, adaptándose todo lo posible a las costumbres de los usuarios, no sustituir a los familiares.
  • Crear un ambiente de apoyo y confianza. Siendo además un soporte moral.

Las responsabilidades del cuidado de los dependientes recae casi siempre en los familiares y estos se sienten preocupados, con tensiones e impotentes para resolver algunas situaciones.

La persona dependiente, el usuario, necesita una segunda piel, una segunda persona que sea, piense y sienta como él, que se le comprenda y no es suficiente con el familiar porque este con muy buen criterio, intenta darle aquello que quizá no necesite.

Nos acercamos a la Navidad y a un nuevo año 2013, donde no solo los buenos actos nos harán felices, debemos reconocer nuestras limitaciones, pedir y aceptar ayuda, compartir nuestras emociones y aunque estamos en una situación social y económica muy difícil, debemos pensar que no solo el precio del servicio es importante, también el “saber hacer”.
El servicio de ayuda a domicilio es una herramienta más como apoyo a los recursos sociales públicos, tanto de los ayuntamientos como por la propia Ley de Dependencia.

Servicio de Ayuda a domicilio: la labor de Ayudar

Servicio de Ayuda a domicilio: la labor de Ayudar.

Estudios recientes se han encontrado que el envejecimiento de la población ha ido creciendo poco a poco, se obtiene que un 17% de los españoles tienen más de 65 años, y el 24% de esta población tiene algún tipo de limitación física o de dependencia, bien sea para realizar las tareas básicas y elementales de la vida, como levantarse, asearse, cocinar, comer, etc., y otras que son tareas menos vitales, igualmente importantes como ir a la compra, ir a la consulta médica, realizar trámites bancarios, etc.
La mayoría de las personas dependientes son mayores de 65 años y por lo tanto, se ha buscado una alternativa de apoyo total o parcial a esta población envejecía o con limitaciones, cubierto en ocasiones por los familiares.

Servicio ayuda domicilio labor de ayudar

Servicio ayuda domicilio, la labor de ayudar

Además de las personas mayores, existen otros grupos susceptibles como los disminuidos psíquicos, físicos y la población infantil, que dependiendo de sus limitaciones, precisan un servicio de ayuda.
Según el Art. 23 de la Ley 39/2006 de la Dependencia, de Promoción de la Autonomía Personal y Atención a las personas en situación de dependencia, indica que “ El servicio de ayuda a domicilio lo constituye el conjunto de actuaciones llevadas a cabo en el domicilio de las personas en situación de dependencia con el fin de atender sus necesidades de la vida diaria, prestadas por entidades o empresas, acreditadas para esta función …”.
Por medio del servicio de ayuda se ayuda a las personas en situación de dependencia y promoción de la autonomía, en función del estado de salud de la persona dependiente, su situación personal y el lugar donde se les preste la ayuda.
El objetivo del servicio de ayuda a domicilio es proporcionar a la persona dependiente la ternura y el cariño en el tiempo que lo desee y sea posible, acompañarles en sus paseos y sobre todo, escucharles para saber cómo se les puede ayudar. Además, en algunos casos, la persona que realiza el servicio de ayuda a domicilio, podrá realizar pequeños servicios y gestiones que, por diversas circunstancias, ya no pueden realizar las personas dependientes. El objetivo principal del servicio en proporcionarles un trato digno en todos los ámbitos de su vida personal, familiar y social, facilitando su incorporación activa en la vida de la comunidad.
El servicio de ayuda a domicilio siempre está dirigido por profesionales (psicólogos y trabajadores sociales) y además, realizado por expertas/os auxiliares de ayuda a domicilio, que a la vez de tener los conocimientos necesarios para la realización del servicio, tienen un amor incondicional hacia su trabajo.