Noticias de interés

En este apartado iremos colgando noticias de interés sobre nuestras actividades y otras informaciones relativas al cuidado, al acompañamiento personal, etc.

1º de Octubre: Día Mundial de las Personas Mayores 2021

 

Como todos los primeros de Octubre en INICIATIVA SOCIAL INTEGRAL queremos compartir el trabajo  y las actividades que hacemos desde nuestra Responsabilidad Social hacia y para las Personas Mayores. Así, continuamos trabajando en cuestiones básicas que atañen a la ciudadanía como denunciar el «edadismo» (estereotipos hacia las personas mayores), existente en nuestra sociedad y que debe desaparecer lo antes posible para crear una sociedad más igualitaria con las personas mayores. También hemos comenzado el proyecto DIAL que llevará los asistentes de voz a convertirse en herramientas para resolver las necesidades del día a día de las personas mayores, salvando problemas como la Brecha Digital y la Brecha de usabilidad. El día 5 de octubre estaremos en el MUVIM hablando de las personas mayores, dentro del programa Colores al Círculo que organiza el museo. Y seguimos ofreciendo el sistema de monitorización LOCS  para personas mayores que está ayudando a las personas mayores a seguir en sus viviendas mientras aporta tranquilidad a sus cuidadores familiares. Además de en la ciudad de Valencia lo estamos desplegando en poblaciones cercanas, (Xativa) así como próximamente en Vinaroz y en Benicarló. Seguimos apostando por la Innovación Social y Urbana trabajando conjuntamente con otros actores de la quíntuple hélice de la Innovación, en cuestiones como la Compra Pública Innovadora y la Innovación a nivel de Comunidad Valenciana. Este es un día de celebración pero también de reflexión. Un abrazo cariñoso a las personas mayores tras estos meses de incertidumbre y desasosiego provocados por la pandemia.

 

29 Abril: Día mundial de la solidaridad intergeneracional

Algunos de nuestros mayores problemas sociales, solo serán resueltos mediante la Solidaridad Intergeneracional, que no es otra cosa, que la participación de las personas de todas las edades de manera solidaria para apoyar, confrontar y resolver problemas que nos afectan a todas las personas.

Se suele olvidar cuando se trata a las personas mayores de manera despectiva, debido a los estereotipos presentes en nuestra sociedad, que todas las personas, en especial aquellas que tienen una actitud negativa hacia las personas mayores, también serán mayores algún día.

El cambio de narrativa, tan necesarios, sobre las aportaciones de las personas mayores a la sociedad común, que son muchas y continuas, es más necesario que nunca.

Acabar con la idea de la vejez, como algo negativo, (en ocasiones interiorizado por las propias personas mayores), y con las actitudes paternalistas, y en ocasiones infantilizadoras hacia las personas mayores, no permite poner en relevancia el papel que tienen y los beneficios que nos aportan.

Solo un enfoque intergeneracional, de jóvenes, adultos  y mayores nos va a permitir el necesario cambio de discurso. Ya no es momento de poner en relevancia el injusto trato y la manera negativa en que percibimos a las personas mayores, debido a los estereotipos negativos. Es momento de pasar a la acción y propiciar un enfoque en positivo. Y esto solo será posible si todas las generaciones, (aquellas que tarde o temprano alcanzarán ese estado de vida que hoy critican), se mueven en la misma dirección:

  • Jóvenes
  • Responsables de servicios sociales
  • Educadores y estudiantes
  • Profesionales de la atención sociosanitaria
  • Cuidadores familiares
  • Población en general

Todas las personas estamos llamadas a colaborar en este esfuerzo, que debe ser intergeneracional y multidisciplinar. Este es el motivo por el que hoy 29 de abril de 2021,  recordamos esta efemérides en la esperanza de que podamos construir una sociedad mejor para todas las personas, con un esfuerzo común, que nos permita crear espacios donde logremos una narrativa nueva hacia las personas mayores y sus aportaciones positivas a nuestra sociedad.

No es el edadismo el único fenómeno sobre el que podríamos realizar una acción intergeneracional, pero es sin duda uno de los más señalados, y constatables, aunque se manifieste en ocasiones de manera soterrada.  Es por ello que hoy lo visibilizamos para tratar de explicar que cuando hablamos de edadismo, hablamos de un problema que afecta a las personas mayores, pero de cuya solución todas las personas, (todas las generaciones), somos responsables y tenemos un papel fundamental para hacerlo desaparecer.

                          Imagen obtenida de Birmingham Business School Blog, Universidad de Birmingham.

Seminario-webinar gratuito sobre innovación envejecimiento en residencias

El próximo 29 de abril, tendrá lugar un seminario-webinar gratuito sobre innovación ante los envejecimientos: Centros Intergeneracionales: Conceptos y claves para la puesta en marcha. Esta es una actividad realizada por la Cátedra PROSPECT CV 2030 de la Universidad de Valencia, el Instituto Interuniversitario de Desarrollo Local de la UV y coordinada por la Dra. Sacramento Pinazo, Presidenta de la Sociedad Valenciana de Geriatría y
Gerontología. y profesora de la Universidad de Valencia.

El evento es gratuito y se puede hacer la inscripción haciendo «clic» aquí.

El pdf de la actividad se puede descargar desde este enlace.

La innovación en las prácticas residenciales no solo es una cuestión de tecnologías sino de nuevas propuestas de articulación social, como es la intergeneracionalidad, que es una herramienta demostrada para trabajar por una mejor narrativa sobre las personas mayores y como se percibe a estas desde el resto de la sociedad, de manera que se le de una vuelta a los actuales estereotipos negativos sobre las personas mayores.

Os aninamos a inscribiros y atender a este evento.

 

COVID y personas mayores en residencias

COVID y Personas Mayores en residencias: ¿Para cuando una Ley Integral de Derechos de las Personas Mayores?

Sacramento Pinazo es una institución no solo en la Comunidad Valenciana, donde es profesora en la Universidad de Valencia, presidenta de la Sociedad Valenciana de Geriatría y Gerontología desde 2015, sino en todo el Estado español. Recientemente ha intervenido en el Senado español a petición de los senadores para hablar de la situación de las personas mayores.

Acaba de publicar un artículo muy interesante en el Consejo Superior de Investigaciónes Científicas, sobre  la situación de las personas mayores que se encuentran en el sistema de residencias de la «tercera edad», (expresión que habrá que trabajar tarde o temprano), y el efecto en sus vidas de la COVID.

En el mismo plantea que si bien el aislamiento y confinamiento de nuestros mayores ha salvado vidas, no siempre se ha llevado a cabo atendiendo a sus necesidades y que incluso se ha producido una vulneración de sus derechos y una limitación de sus libertades.

Considerados como de «alto riesgo» durante la pandemia, los Centros Residenciales de personas mayores, debido a que son espacios en los que se dan una serie de características: Son espacios cerrados, con mucha afluencia de personas, y un contacto estrecho entre ellas.

Según comenta Sacramento, «En las residencias, el aislamiento, el distanciamiento físico entre personas, la prohibición de visitas de familiares, y de paseos rutinarios y salidas impactan directamente en aspectos físicos, emocionales y sociales muy relevantes para la salud de las personas mayores, relacionándose con un aumento de sentimientos de soledad, miedo (miedo al contagio, a la enfermedad, a la muerte y al aislamiento social) o desamparo y en los índices de depresión y ansiedad.
Las residencias son un recurso necesario que cuida en España a 380.000 personas, en 5.500 residencias repartidas por todo el territorio nacional. En concreto, se ofrecen 4,2 plazas por cada 100 personas mayores. […] ¿Qué ha sucedido durante la pandemia? Pues que los centros residenciales no tienen los recursos para hacer frente a una pandemia, ni tienen a los profesionales sanitarios ni los edificios son hospitales. Porque no son centros sanitarios. Son espacios de convivencia y las normas que regulan su creación y funcionamiento, así como las actividades que se realizan en el interior a diario, son las de un lugar de vida.» 

La características mencionadas en las residencias, han producido bajo la presión de la pandemia que se establecieran medidas que han vulnerado en general sus derechos y libertades. La mayor parte de las personas de edad avanzada que residen en dichos centros presentan problemas de salud física, cognitiva, funcional o una mezcla de ellas. Esto provocó que «Muchas de las personas no podían comprender lo que estaba sucediendo, y muchos no entendían o no recordaban a cada momento las medidas de prevención de la transmisión de la infección (distancia física, higiene de manos…), o no reconocían a los profesionales del cuidado por llevar EPI, mascarillas y gorros…, o les cambiaron a los profesionales a los que conocían.»

Entre los efectos mencionados del confinamiento, se señala «un mayor deterioro del estado cognitivo, físico, funcional y afectivo de las personas que viven en los centros residenciales«. Es más: «Durante estos meses de pandemia, la discriminación a los mayores o con enfermedad de Alzheimer les ha llevado a no recibir los tratamientos adecuados. El no tener derecho a recibir unos cuidados dignos sitúa a las personas en un lugar “aparte” en la sociedad, como ciudadanos de tercera clase. Las personas que enferman en un centro residencial tienen derecho a la atención sanitaria pública y gratuita por su condición de ciudadanos, tanto en la atención primaria de salud como en la especializada. No es admisible que sean privados de este derecho por su edad o por tener discapacidad o dependencia.»

El artículo plantea como reflexión final que es necesaria una reorganización de los Centros de mayores para adaptarlos a situaciones como la presente pandemia para garantizar un mayor bienestar de las personas usuarias. Reorganización que en palabras de Sacramento  «es necesaria una estrategia de consenso nacional para el cuidado relacional y el buen trato de las personas que viven en residencias que asegure la dignidad en la última etapa de la vida, manteniendo en la medida de lo posible la voluntad manifestada por la persona mayor y el respeto.»

Son varias las voces de personas expertas en el envejecimento activo y saludable, que últimamente se están manifestando sobre la necesidad de una Ley Integral de Derechos de las Personas Mayores.

En INICIATIVA SOCIAL INTEGRAL sumamos nuestra voz a esta petición con la esperanza de que el alto precio que han pagado nuestros mayores bajo la situación de pandemia en sus residencias y en sus viviendas, sea el punto de inflexión que fomente la necesidad de una ley que recoja los derechos de las personas mayores a la vez que ayude a combatir el edadismo en nuestra sociedad, (la discriminación que se sufre por el simple hecho de tener una edad avanzada).

Agradecemos a la Profesora Sacramento Pinazo su autorización para poder comentar el artículo del CSIC: COPYRIGHT © 2021 FUNDACIÓN GENERAL CSIC. TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS.