DISTANCIA SOCIAL QUIERE DECIR DISTANCIA FÍSICA, NO AISLAMIENTO SOCIAL.

Uno de los efectos añadidos para las Personas Mayores durante la situación de confinamiento producido por COVID19 ha sido aumentar su aislamiento social y su situación de soledad.

La denominada «distancia social», hace referencia en realidad a la distancia física recomendable de dos metros, respecto de la persona mayor, y no a una reducción de los contactos personales, tan necesarios para las Personas Mayores que residen solas, siempre que se observen las recomendaciones respecto a la higiene y condiciones que garanticen su salud.

Pero la realidad indica que ha habido una disminución de los contactos entre Personas Mayores y familiares durante el confinamiento, que han afectado a nuestros mayores. Acostumbrados a las visitias habituales de nietos y nietas, hijas, hijos, etc… el confinamiento y la situación actual hace que haya que poner el énfasis en sus necesidades de contacto social.

Durante el confinamiento y la situación de emergencia se pusieron en marcha algunos recursos a nivel municipal en la ciudad de Valencia que obtuvieron una buena respuesta. A pesar de que algunas personas mayores tenían bloqueadas las llamadas a números «900» incluyendo el número gratuito de Atención a Mayores, (900 525 798), se terminó habilitando el número gratuito 010 del propio Ayuntamiento para poder conectar a las Personas Mayores que llamaban con el servicio de emergencia generado por la pandemia. Actualmente este servicio de emergencia, dado que estamos en otra situación, ha dejado de funcionar, (si bien sigue dando servicio a las Personas Mayores que se apuntaron durante ese período que hemos mencionado). Las Personas Mayores o familiares que quieran recibir información sobre recursos específicos para los mayores que viven solos, deben dirigirse a sus Servicios Sociales de Base de la zona donde residan. Si no saben el número de teléfono pueden llamar al número gratuito 010 municipal y preguntarlo.

Entre los servicios y recursos que se han proveido a los mayores en esta situación de emergencia y que si cambiaran las circunstancias se volverían a facilitar estan los de asistencia psicológica, para combatir la soledad, así como el abono del envío de la cesta de la compra a casa de las Personas Mayores sin recursos. Actualmente siguen funcionando servicios como «Manjar a Casa», Teleasistencia, Servicio de Ayuda a Domicilio, o el sistema de monitorización de ACTIVAGE para apoyo de los mayores y sus familiares.

Una solución que ha demostrado su valor, durante el confinamiento y en la situación actual es el uso de tecnologías para estar en contacto entre las Personas Mayores y sus cuidadores informales, (familiares). Esto ha exigido disponer de un teléfono móvil y de instalar App para video chat o de otro tipo. Pero la verdad es que se ha comprobado que muchas familias han podido mantener el contacto mediante este tipo de soluciones. Exige un poco de formación a los mayores, que suele ser complejo de hacer, pero el resultado es que las tecnologías de comunicación han permitido no perder el contacto tan esencial durante este período que estamos atravesando. De hecho estamos preparando material informativo para el uso de smartphones por parte de las Personas Mayores producido por la Fundación Vodafone que en cuanto tengamos su permiso, nos gustaría poder compartir desde nuestra web.